Finisterre

La llamada “Fin del mundo” de la antiguedad.

Los orígenes del Finisterre se pierden en la noche de los tiempos, hay pruebas de su existencia por la singularidad geográfica de este lugar que atrajo la atención de los geógrafos grecorromanos e historiadores, aunque los datos proporcionados por ellos carecen del rigor de la historiografía moderna. El origen de la peregrinación a Finisterre no es realmente conocido, se cree que data de tiempos pre-cristianos y posiblemente este asociado a la localizacion de Finisterre como el “fin del mundo” en la zona hay muchos restos de creencias pre-cristianas y lugares sagrados. En el Cabo de Finisterre, algunos afirman que existe el “Altar Soli”, donde los celtas se dedicaban a la adoración del sol y a rituales varios. Durante la edad media los peregrinos a Santiago de Compostela solian llegar hasta Finisterre, dando a conocer este hecho a los demas viajante llevando atada al cuelloo una concha de vieira, simbolo de su paso por “el fin del mundo”.

Anuncios